AIRE SIEMPRE DE VIAJE

Sala El Umbral de la Primavera

Viernes 12,19 y 26 de ENERO – 20H.

Pablo Canosales, niño grandote, sigue creciendo con la prisa de quienes se lo acaban todo y piden siempre más. Con “Aire siempre de viaje” se nos presenta de nuevo en “El umbral de primavera”, sala de convicciones casi vocacionales en esto del teatro. Con esta nueva propuesta insiste en el territorio de las relaciones personales y las dificultades para conectar y comunicarse.

Una expareja se reúne y, dando saltos en el tiempo, se enfrentan a las etapas de su camino recorrido y sin futuro. Pessoa nos decía que quería amigos que no se olvidaran del valor del viento en el rostro y que nunca tuvieran prisa. El viento de esta obra siempre está en movimiento y los personajes transitan por distintos lugares y momentos. La toxicidad de su contacto es evidente y nada parece definitivo hasta la toma final de decisiones.

El planteamiento es globalizante, con interacción de todo el equipo y con la libertad que se concede a aquellos en quienes se puede confiar. Juan Caballero y Violeta Orgaz, eficaces y convincentes ante la tensión, encarnan estos dos seres atormentados entre su inmovilismo conformista y el temor a la libertad desconocida fuera del hermético núcleo de su convivencia. Sara García Pereda concibe esta dramaturgia conceptualmente, en un espacio abierto y horizontal. La iluminación, el sonido y la escasa pero precisa escenografía, inteligentemente complementarios, enriquecen esta obra tan compacta en sus significados.

 

Lo mejor:  Una dirección que enriquece el texto ya atractivo en si mismo y la frescura de las interpretaciones.

Lo peor:  A veces el aire, siempre de viaje,  sobrevolaba pelín escaso de pasión.

Dramaturgia: Sara García Pereda

Dirección: Pablo Canosales

Reparto: Violeta Orgaz y Juan Caballero

Escenografía y Vestuario: Laura Costero y Tania Tajadura

Fotografía y Audiovisual: Carlos Ramírez

Iluminación: Carlos Marcos

Diseño gráfico: María Costero

 

Sieteatro Producciones.