INICIAR

PUÑOS DE HARINA

Autor
Jesús Torres

Dirección
Jesús Torres

Producción
El Aedo

Los espejos del tiempo

 

Puños de harina es una propuesta exigente: un actor, dos papeles intercalados, dos registros diferentes y elementos comunes a ambas historias en contextos históricos distintos. Dos monólogos segmentados que, en paralelo, recorren vías similares.

El boxeo es el pretexto, metáfora existencial, que une a Johann Trollmann y a Saúl. Ambos son gitanos, ambos son boxeadores, con distinto grado de vocación, y a ambos les tocó transitar por el omnisciente universo de las dictaduras, políticas o de las otras.

Con una estructura fragmentaria, esta obra se divide en una doble serie de diez actos / rounds de tres minutos y ambos personajes nos narran su evolución personal y su confrontación con el pensamiento único de épocas pasadas. Uno, Trollmann, personaje real, en pleno nazismo alemán y el otro, Saúl, ficticio, en los albores de una democracia española en plena construcción.

Frente a una estructura social alienante, es el boxeo y son los factores diferenciadores de su raza común los que les sirven de apoyo para la elaboración de su evolución personal y la toma, no siempre con éxito, de decisiones. Saúl vive, además, su homosexualidad como víctima, pero culpable según el relato de su entorno familiar y social.

Jesús Torres, renacentista en su versatilidad, escribe, dirige e interpreta esta exigente apuesta, muy física y muy emotiva en su intensidad dramática. Admirable es el convencimiento con el que reviste cada palabra y cada giro de sus discursos. Nos acompaña en este viaje personal hacia la intimidad de unos personajes que no nos son ajenos y de cuya dignidad aún queda mucho por aprender. 

Se trata de un texto más biográfico que poético. La adaptación del habla de los personajes añade verosimilitud a un relato que podría haber caído en el arquetipo, pero que sobrevive con éxito gracias en parte a los guiños de sinceridad con los que tan fácil resulta identificarse. La brillante interpretación de Jesús Torres, con su sencilla complicidad y buena técnica, aporta todo lo demás.

El espacio escénico viene marcado por un cubo / ring que sirve como soporte de proyecciones y acota ciertas escenas. Los espacios sonoros y la iluminación son sorprendentemente eficaces, no sólo como telón de fondo, sino con entidad propia y valor expresivo y narrativo. Todos los aspectos técnicos contribuyen a la creación de espacios a partir del vacío. La oscuridad está poblada de monstruos, pero también es la base para que la luz reine y nos despierte lo dormido que aún reside en nuestras conciencias, dentro de la corriente de visibilización y dignificación de la diferencia como factor de crecimiento y riqueza personal y social.

Lo mejor:

El trinitario trabajo de Jesús Torres

Lo peor:

Todavía lo estamos buscando

Interpretación: 

Jesús Torres

Voces en off:

Eva Rodríguez, Antonio M.M. y David Sánchez Calvo

Diseño de iluminación:

Jesús Díaz Cortés

Espacio sonoro y música:

Alberto Granados

Videoescena:

Elvira Zurita

Técnica:

Nuria Henríquez

Coreografía:

Mercé Grané

Escenografía y vestuario:

Mario Pinilla

Entrenamiento personal:

Diana Caro

Entrenador de boxeo:

Nelson Dotel

Fotografía:

Moisés F. Acosta

Jefa de prensa:

Raquel Berini

Más Crónicas

1888: Srta. Julia

1888: Srta. Julia

1888: SRTA. JULIAAutorAugust StrindbergDirecciónXoán C. Mejuto e Iria AresProducción:Estudo MomentoSistema dialéctico de oposiciones.  August Strindberg levanta uno de los pilares del teatro moderno con este texto que hereda mucho de sus atormentadas biografía y...

Run (Jamás caer vivos)

Run (Jamás caer vivos)

RUN (JAMÁS CAER VIVOS)AutorJosé PadillaDirecciónJosé PadillaProducción:La ZonaMetaversos de realidadJosé Padilla escribe y dirige este montaje bajo cuyo imperativo título laten los distintos corazones de un mismo universo organicista con momentos de emoción, tensión,...

You say tomato

You say tomato

YOU SAY TOMATOAutorJoan YagoDirecciónJoan Maria Segura BernadasProducción ejecutiva:Joan NegriéMortaja de amorLos hermanos Gershwin, en su musical del año 1937 “Shall we dance?” introducen uno de sus mágicos iconos del siglo XX, la canción “Let´s call the whole thing...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.