INICIAR

[vc_row][vc_column][vc_single_image image=»8099″ img_size=»full» alignment=»center»][vc_column_text]

 DESAZÓN  ANCLADA EN LA MIRADA

Umbral de Primavera

 

Georgina Rey se enfrenta de nuevo a textos potentes, eligiendo en esta ocasión un inquietante relato de Pedro Sedlinsky.  Su asombrosa capacidad de mimetizarse en personajes singulares hace que trascienda los localismos y logre rasgos de universalidad.  

Una madre inmigrante relata, con prosa pulcra y precisión analítica, el cambio, transición, evolución de su retoño. Con suspense y rasgos efectistas narra el abandono de la inocencia y su estupefacción como testigo.  La escenografía es sencilla para no distraer del foco de atención: la acción y la expresión vienen marcadas por una iluminación austera y un espacio sonoro obsesivo.

El Umbral de Primavera, con su dedicación casi litúrgica a textos poco convencionales de indudable interés, apuesta una vez más por la palabra y la técnica, por la calidad comprometida encarnada en una actriz con sólida formación y talento. Captar y transmitir lo inefable es difícil; ella lo consigue con sus manos, su quietud, con sus ojos.

Lo mejor: La cautivadora interpretación de Georgina Rey.

Lo peor:  Su corta duración. Sales con ganas de saber más sobre esta historia.

 

FICHA ARTÍSTICA

Autor: Pedro Sedlinsky

Actriz: Georgina Rey

Colaboración artística: Guillermo Cacace

Iluminación y creación técnica: Juan Miguel Alcarria

Asistencia de vestuario: Magda Banach

Directora: Georgina Rey

Fotos: David Ruiz

Diseño gráfico: Estudio FMS Comunicación

Producción: Estudio Hernán Gené

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]